Sin categoría

Herencia carismática de nuestras Superioras Generales

VJE

 

HERENCIA CARISMÁTICA A TRAVÉS DE NUESTRAS SUPERIORAS GENERALES

 

Silvina Álvarez López HMSS

 




INTRODUCCIÓN


Es de suma importancia, para valorar la riqueza carismática que hemos recibido como Herencia nosotras Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento; que recorramos nuestra historia desde sus orígenes, para descubrir el paso de Dios por nuestro Instituto. Y no sólo descubrir el paso, sino su Presencia Inefable permanente entre nosotros en su Misterio Eucarístico, Gracias al Don, al regalo del Carisma Eucarístico Mercedario que recibiera NVM Fundadora María del Refugio y de su respuesta y fidelidad al mismo, hoy gozamos de esta riqueza.

 

 

 Pero también merecen un especial reconocimiento nuestras Madres Superioras Generales que al ser (miradas) por la mirada creadora de Dios, para encomendarles su Obra han aportado la riqueza carismática, que han heredado y los dones con que han sido enriquecidas por el Espíritu Santo. Así mismo han sido celosas guardianas y con amor han puesto al servicio del Reino el Carisma original, y éste se ha enriquecido y renovado en su expresión inculturándose o encarnándose para responder a los signos de los tiempos.

 

Así que se hace necesario recurrir a nuestro origen fundante y éste, siempre lo vamos a encontrar, en el Padre creador que despliega su amor infinito y misericordioso, en la obra maravillosa de la creación, por su Palabra; la Liberación por la Presencia de su Espíritu; la Redención por su Hijo Jesucristo; y continúa su obra salvadora por aquellos en quienes pone su mirada creadora. Ya lo dice el profeta Isaías: “En ese pondré mis ojos en el humilde y el abatido que se estremece ante mis palabras” (Is.66.2),

 

LA MIRADA CONTEMPLATIVA DEL PADRE.

 En esta pequeña obra sólo consideraremos la mirada contemplativa del Padre, que al término de cada día se complacía en “ver” que todo lo que salía de su Palabra era bueno. Todo lo que la mirada de Dios envuelve lo transforma:

 

Vio el caos y lo transforma en una bella creación.

Cuando vio a su pueblo elegido, esclavo en Egipto: lo libera

María de Nazaret es mirada, por el Señor y la transforma en Madre de su Hijo. También Jesús al elegir a sus discípulos: Vio a dos hermanos; Pedro y Andrés el relato del llamado continúa… porque también vio a Leví, y lo transforma en Mateo. Vio a María del Refugio y la convierte en:

UNA HISTORIA DE AMOR

Así es como la mirada de Dios se convierte en Historia de Amor en nuestra Madre Fundadora. Este es el origen divino—humano de nuestra historia carismática, envuelta en la mirada contemplativa del Padre creador, que es rico en misericordia.

 

 

Nuestra Madre Fundadora María del Refugio

CON LA MIRADA EN EL SAGRARIO

 

Así viviste inmersa en el Misterio,

Donde cada día eras transformada,

Mientras lo mirabas eras mirada,

Por Jesús Eucaristía desde el sagrario.

 

Ahí se incendió tu corazón del Fuego,

Aquel, que ya nadie podrá apagar,

porque fuiste por su Amor transformada en Llama,

que arde ante el Sacramento del Altar.

 

Unida a Jesús Eucaristía,

donde cada día eras transformada,

Mientras lo mirabas, eras mirada,

por Jesús Eucaristía desde el Sagrario.

 

Ahí se incendió tu corazón de aquel Fuego,

y en la Llama de amor fuiste abrasada, 

y a su Hoguera quedaste consumada

Para tu Esposo Eucarístico engalanada.

 

En la Hoguera del Amor de los amores,

han sido ocho las Llamas que han prendido,

y al calor de este Fuego de amor

se han consumido,

irradiando las virtudes sus fulgores.

 

 

LA HISTORIA DE AMOR SE HACE EUCARISTÍA

 

María del Refugio fue envuelta por la mirada transformante de Jesús Eucaristía y la convierte en su fiel adoradora. Ella supo discernir, en los distintos acontecimientos y etapas de su vida que esta historia de Amor, era como un gran Fuego, que había encendido su existencia y no admitía alternativa. Debía encender a otros a otras personas. Pues el deseo de Jesús era que siguiera ardiendo.

 

Aquí donde radica la originalidad y creatividad de María del Refugio. El cómo encender y llevar este Fuego, a pesar de los obstáculos y contradicciones, es más, aún en medio de persecuciones.

 

El fuego, traído a la tierra por Jesús, para ella se convirtió en un imperativo y por lo tanto éste será el fin del Instituto. Extender por todo el mundo el Reinado

 

LA MIRADA DE JESÚS TRANSFORMÓ TU VIDA

 

“La mirada de Jesús transformó tu historia y así te has convertido en Maestra del Espíritu, porque eres para el mundo fiel testigo. Y, todo tu ser así abrasado por la Llama de Amor que te ha encendido. Ya tu vida no te pertenece, es del Reino de Jesús Eucaristía, ante su presencia tu ser de ternura se estremece.

 

Bajo esta Luz radiante discerniste, lo que el querer del Padre te pedía y en sus manos amorosas te pusiste, “Hágase tu voluntad Señor y no la mía”.

 

Fuiste paso a paso, adentrándote en el misterio, de una vida consagrada a su servicio, las etapas que viviste te exigieron un amor desbordante y el sacrificio de ser trigo, que muere y es triturado para poder dar vida siendo pan sabroso que se parte y comprendiste que era tu principal oficio.

 

Tu vida la fuiste compartiendo, pero no en pedazos, sino en cada obra la diste toda entera y por ello has recibido del Esposo, la corona merecida de la gloria.

 

Así comenzó una historia de Amor, que no termina porque es eterno, no está sometido ni al tiempo, ni al espacio, ni al querer humano, porque el Amor, viene de Dios y siempre es nuevo.

 

 

 

Nuestra Madre María Teresa Cancino Aguilar

 

CON LA MIRADA EN LO ALTO.

 

Con mirada de Fe, puesta en lo alto,

Fuiste educada para ver el cielo,

Allá se dirigían tus miradas,

Ser Hostia pura fue tu anhelo,

Y tu cielo lo viviste desde este suelo.

 

Mis Mechitas enciendan corazones,

El Reino Eucarístico nos apremia.

“Vayan por todo el mundo” Cristo dijo:

Es urgente, que abramos las Misiones.

 

Nada te detuvo en esta empresa,

Caminaste como María entre montañas

con la Misión soñabas cada noche

Y lo hacías realidad cada mañana


Nuestra Madre María Olivares

CON LA MIRADA EN EL INFINITO

 

Escuchaste de viva voz sabios consejos que

Nuestra Madre María del Refugio te hacía.

Se grabó en tu corazón el fuego que en su corazón ardía.,

El amor profundo a la Sagrada Eucaristía.

 

El amor a María fue para ella, el impulso,

que la sostuvo en las grandes penas que no faltarían

pero en su mente estaban vivos los recuerdos, de Nuestra

Madre fundadora, que, por mantener la Obra, ante nada

se rendía.

 

El Señor mira desde el cielo se fija en todos los hombres.

El modeló cada corazón y corazón y comprende todas sus acciones. (Salmo 32,12-15)

 

 

 

Nuestra Madre Ernestina Preciado

CON LA MIRADA EN EL HORIZONTE


 

Con la mirada en el Horizonte ya veías,

La urgencia de estar bien preparadas,

Para poder demostrar la fe con obras que hablaran

Bien de las personas consagradas.

 

Que estudien las hermanas fue tu consigna,

además de ser Eucarísticas Mercedarias,

han de ser las que lleven el mensaje del amor

de Jesús Eucarístico, para poder ser fieles al Carisma.

..

Te instruiré, te señalaré el camino que debes seguir,

te aconsejaré con mis ojos puestos en ti.” (Salmo 31,8)

 

 

Los ojos del Señor están puestos en sus fieles, que confían en su misericordia. (Salmo 32,18)

 

Para la historia de la Congregación, es muy significativo, que sus raíces carismáticas, estuvieran bien fundamentadas, por la experiencia original de María del Refugio y la cercanía de NM María Teresa como su hija … Ella que estuvo a su lado e hizo suyos los anhelos e ideales, ha compartido con ella los momentos de prosperidad de la Obra, así como las adversidades sufridas por seguir firmes y decididas con el Apostolado Eucarístico, en este momento en que se responsabiliza del Instituto (1937-1949), no desea otra cosa sino llevarlos a cabo.

 

La preciosa y valiosa Herencia Carismática que recibe y que ella ha experimentado es: Un amor ardiente a Jesús Sacramentado. Un amor filial a María nuestra Madre, y el celo apostólico de Nuestra Madre Fundadora por la salvación de todos. Además, su impulso misionero que ella despliega a favor de los más pobres y necesitados espiritual y materialmente., hace de ella un modelo misionero a seguir.

 

Son incontables los testimonios de hermanas y personas que fueron favorecidas con la acción misionera de la Congregación, que impulsó N.M María Teresa y que, en este momento histórico, algunas de ellas permanecen dando vida. Evangelizando con María a la Luz de la Eucaristía.

 

Al abrirse al campo de la Misión, está tocando la raíz evangelizadora de la Congregación, pero aún va más allá, a la identidad Misionera de la Iglesia y con esta acción hace suyo el mandato misionero de Jesús: “Vayan por todo el mundo y prediquen el evangelio a toda creatura” (Mt.28,18-20)

 

 

 

Nuestra Madre María Guadalupe Suárez López Negrete

CON LA MIRADA EN LAS FUENTES

 


 

Volver a las Fuentes fue la voz del Concilio,

que resonaron fuertemente en la Vida Consagrada,

y tu voz se escuchó muy firme y suave;

 Hermanas la Iglesia nos quiere renovadas.

 

La obediencia a esta voz venida de arriba,

se reflejó en tu vida tan sencilla,

pues con fe pusiste en sus manos de Alfarero,

para que remodelara de nuevo la arcilla.

 

Y bajo el soplo del Espíritu, renacía la vida religiosa,

Con la que el Padre celestial había soñado,

un séquito de vírgenes prudentes

Que mantuvieran la lámpara encendida,

para esperar al Esposo tan amado.

 

“¡Oh Dios ¡escudo nuestro, mira, fíjate en el rostro de tu Ungido” (Salmo 83,10)

 

 

 

 

 

 

Nuestra Madre Guadalupe Aguilar Cancino

CON MIRADA CARISMÁTICA.

 

Una gran herencia has recibido y enriquecido grandemente, pues no solo llevas de nuestra Madre Fundadora el espíritu, sino que has bebido de la misma Fuente.

 

Volver a esa Fuente es tu anhelo, a la raíz misma del Evangelio día a día. Y a la Palabra hecha carne que nos alimenta a Jesucristo en la Sagrada Eucaristía.

 

Deseando de María del Refugio seguir las huellas y con celo ardiente, verla en los altares, promoviste su causa sin importar cansancios y pesares

 

 

 

DE LA ACCIÓN DE GRACIAS, POR EL 50 ANIVERSARIO DE VIDA RELIGIOSA.

En esta solemne acción de gracias expresa nuestra Madre Guadalupe Aguilar Cancino, su identidad carismática.

 

“Por eso Padre, quiero proclamar ahora y siempre que te amo, que siempre te quiero amar, y que quiero consumirme en el fuego de tu amor Eucarístico para convertirme en un canto de alabanza y gloria a la Trinidad Santísima.”

 

Te entrego, una vez más, en este día todo mi ser, ese ser que Tú tomaste para Ti aún antes de pronunciar tu nombre y que entregaste a María del Refugio y María Teresa para que ellas cultivaran en mi corazón los más tiernos sentimientos de amor hacia Ti.

 

Gracias María, “Mi dulce Madre”, a quién María del Refugio me enseñó a amar, porque según decía Ella, “Por las noches imprimía un beso en la frente de las niñas buenas”, beso que aún sigues imprimiendo en la frente de tus hijas e hijos, aunque muchas veces no lo merezcamos.

 

Gracias a mi Congregación que es mi Madre Terrena, la que me acogió en su seno, me cuidó, cultivó y alimentó con un amor exquisito y delicado; que me capacitó para descubrir el llamado de Dios a entregarle mi vida, la vida que EL, ya había tomado desde mi más tierna infancia; la que me enseñó a amar y me ha hecho comprender el valor de la entrega.

 

Gracias, Señor, por todas mis Hermanas, en las que siento que me regalas tu amor, tu bondad y tu ternura.

 

 

Nuestra Madre María de la Luz del Sagrado Corazón

 CON LA MIRADA EN LOS ORÍGENES


 

Allá se han dirigido tus miradas,

buscando en el origen de nuestra historia,

Aquel Fuego que encendió la Llama,

en el corazón de N.V.M. Fundadora.

 

Una gran inspiración fue la Propuesta.

Y tu mirada se dirigió a las hermanas

 Que formaran el Equipo, que estudiara

El Carisma, que es un Don original.

Pues a la Congregación nos interesa,

cómo surgió este dinamismo Carismático

al que María del Refugio dio respuesta.

 

Jesús Eucaristía; es la respuesta

que el Padre nos envía cada día.

Para poder llevar a cabo la misión,

de seguir Evangelizando

con María a la Luz de la Eucaristía.

 

Nuestra Madre María Luisa Mendoza Grande

CON MIRADA DE FE

 

Sólo con esta mirada se ve la voluntad de Dios,

Para poder servir a esta gran Obra de Amor.

Y continuar enriqueciendo el Carisma original

Que nos ha legado, nuestra Madre María

del Refugio Aguilar.

 

Pues estos tiempos nos exigen gran fe y fidelidad

para seguir extendiendo el reinado universal,

del Amor Eucarístico, en la escuela y en todo lugar

Por donde nos lleve el Espíritu y con María Evangelizar.

 

Llevando como consigna “Evangelizadas para Evangelizar.”

 

AÑO DE LA FE

Vivir el Año de la Fe, con espíritu vocacional

Fue la primera propuesta que nos hiciste 

como Superiora General,

Sé que fue inspiración, pues viste que el Instituto tiene

Una gran Misión, pero faltan vocaciones y con acertadas decisiones
sólo la fe puesta en Jesús Eucaristía, es la respuesta a esta realidad.

 

 

Silvina Álvarez López HMSS

Evangelizar con María a la luz de la Eucaristía

 

 

Total Page Visits: 155 - Today Page Visits: 3